– Resistente al frío y a la sequía.

– Vigor reducido, adaptable a sistemas intensivos.

– Muy precoz entrada en producción. Producción elevada y constante.

– Oliva para aceite, con alto rendimiento y aceite de muy buena calidad aunque baja estabilidad.

– Fruto pequeño y fuerza de retención relativamente alta.